Inicio  
  
  
   Abecedario de plantas afrodisíacas
Buscar

Kamasutra
  • Todas las posturas
Servicios
  • Listas de boda
Afrodisíacos
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Abecedario de plantas afrodisíacas

Las virtudes de las plantas para aumentar nuestra libido se conocen desde la Antigüedad. Ahora que el compromiso con el medio ambiente está en pleno apogeo, es hora de darle un nuevo impulso a tu sexualidad con ayuda de pequeñas plantas en infusión, decocción o ensalada. Nuestra selección con el Dr. Jacques Labescat.

Abrojo

Abecedario de plantas afrodisíacas
© Thinkstock

Procedente de la India, esta planta se expandió progresivamente a lo largo de toda la cuenca mediterránea. Se trata de una especie de Viagra natural, aumenta la producción de la hormona responsable de la libido: la reina en caso de problemas de erección. También es eficaz en las mujeres con menopausia. Su secreto ha estado guardado durante mucho tiempo; actualmente se vende en gimnasios y se consume por su efecto dopante.

Las claves del placer: en decocción/infusión. Mantener en ebullición una cucharada sopera de Abrojo durante 5 min. Dejar reposar 10 min. Tomar de 2 a 3 tazas por día.

Ajedrea

También conocida como hisopillo. Es una planta pequeña, cuyo nombre genérico es Satureja Montana, derivado del latín Satura (de la que procede la palabra sátira), que significa salsa o guiso, y de Montana, en referencia a su hábitat. Ya Ovidio hablaba de ella en El arte de amar. Incluso llegó a estar prohibida en los jardines de los monasterios. Su propiedad principal es la de estimular las glándulas corticosuprarrenales…  

La clave del placer: en infusión. Una cucharada sopera por taza de agua hirviendo. Tomar 2 o 3 por día.

Angélica

Gracias a sus componentes antioxidantes, tales como los flavonoides y las cumarinas (además, ambos protegen el medio ambiente), la Angélica aumenta la libido o la reactiva. También tonifica y revitaliza. 

La clave del placer: en infusión. Poner 40 g de hojas y de flores frescas en un litro de agua hirviendo, retirar del fuego y dejar reposar durante 10 min. Posología: de 2 a 3 tazas por día. En cápsulas: tomar de 1 a 2 cápsulas por día.

Azafrán

Algunas de las virtudes de esta especia tan preciada están demostradas. Su reputación data de los papiros médicos egipcios. Los griegos ya la utilizaban como aceite de masaje, mientras que los romanos tomaban baños azafranados. Muy preciado también por las mujeres, el Azafrán actúa sobre el útero aumentando la incidencia de las contracciones.

La clave del placer: en infusión. Verter 14 g de azafrán en polvo en 1 l de agua hirviendo y mantener en ebullición durante 15 min. Tomar una taza por día durante 10 días.

Capuchina

Sus compuestos picantes y sulfurados son muy conocidos por mejorar las relaciones sexuales. La riqueza de sus componentes, entre los que destacan las vitaminas y el azufre, le confieren virtudes estimulantes y afrodisíacas. Los médicos la aconsejan a quienes quieran mantenerse jóvenes por más tiempo.

La clave del placer: en ensalada. Sus flores y sus hojas frescas combinan muy bien con la escarola y otras variedades de lechuga, y realzan el gusto de la lechuga romana. ¿Un beso afrodisíaco?: mascar las hojas de la planta te dejará un saborcillo picante.

Granada

A pesar de que no se ha encontrado ningún principio activo afrodisíaco entre los componentes de la Granada, su reputación es increíble. En el Tíbet, forma parte de la composición de una píldora del deseo y el placer. No obstante, sus virtudes vermígufas están sobradamente demostradas. La dosis es importante.

La clave del placer: macerar 50 g de la corteza y la raíz del granado en ½ l de agua durante 24 h. A continuación, llevar a ebullición. Tomar un vaso pequeño mañana y tarde durante 7 días.

Jengibre

Esta poderosa especia, cuya traducción literal significa «virilidad», es un destacado estimulante del aparato genital. Originaria de India y China, la parte que se utiliza es la raíz. Provoca un poderoso aflujo de sangre, una dilatación del pene que garantiza la erección.

La clave del placer: macerar 200 g de raíz de jengibre cortada en trocitos con un litro de champán durante 12 h en un frasco cerrado herméticamente. Tomar un vaso por día.

Lúpulo

Esta poderosa hormona natural estimula los estrógenos. La riqueza de sus componentes lo convierte en un buen estimulante de las funciones ováricas. En cambio, en el caso de los hombres reprime el deseo sexual. Aunque haga crecer el pan, el lúpulo suele debilitar las funciones sexuales masculinas. 

La clave del placer: para estimular los ovarios, tomar una cápsula de plantas mañana y noche durante 7 días. Cuidado con la sobredosis.

Salvia

En Egipto, a los maridos perezosos se les daba «Salvia». Originaria del este de la cuenca mediterránea, la salvia –muy rica en hormonas– estimula de forma considerable las glándulas, especialmente las suprarrenales. Asimismo, su acción en los estrógenos es favorable para mujeres con la libido baja.

La clave del placer: en infusión. Introducir 20 g de flores y de hojas en 1 l de agua hirviendo durante 10 min. Tomar 3 tazas por día. En cápsulas: 1 al mediodía y otra por la noche.

C. Maillard

Comentar
21/12/2010

Más información sobre este tema:


Newsletter

ciao

El test destacado

¿Eres una bomba sexual?

Test Pareja

¿Eres una bomba sexual?