Inicio  
  
  
   Causas de la curvatura congénita del pene
Todo sobre el pene
Commentar

Curvaturas congénitas del pene: todas las soluciones

Más frecuentes de lo que pensamos, las curvaturas congénitas se manifiestan por una desviación del pene durante la erección; aunque cuando el pene está en «reposo» no se advierte nada extraño.

Causas de la curvatura congénita del pene
© Thinkstock

Hay que tener en cuenta que las formas congénitas nunca van acompañadas de problemas para alcanzar la erección.

Se distinguen dos tipos:  

  • Curvaturas ventrales con desviación del pene hacia abajo. Suelen derivarse de la presencia de un tejido fibroso entre los cuerpos cavernosos y el esponjoso. Puede tratarse de una anomalía aislada o ir asociada a una malformación del orificio final de la uretra denominada hipospadias;
  • Curvaturas laterales asociadas a un desarrollo asimétrico de los cuerpos cavernosos. No hay fibrosis asociada.

Aparte de las curvaturas asociadas a una malformación del orificio final de la uretra, que se suelen corregir en la infancia, la intervención quirúrgica de las curvaturas congénitas suele practicarse cuando lo solicitan los pacientes, en general entre los 20 y los 30 años. La solicitud puede deberse a una preocupación exclusivamente estética (que puede ir unida a problemas psicológicos que influyen en la sexualidad) o a la dificultad de practicar la penetración si la curvatura es bastante pronunciada.

A cada caso, su intervención

En ambos casos, el tratamiento es quirúrgico. La intervención consiste en, o bien retirar la fibrosis ventral (parte central del pene, más dura y más «fibrosa»), o bien recortar el cuerpo cavernoso situado en el otro extremo de la curvatura, porque no es posible alargar el cuerpo cavernoso más corto (los 2 cuerpos cavernosos se sitúan a ambos lados del pene, se llenan de sangre durante la excitación sexual y dan lugar a la erección). Toma nota: no hay por qué asociar la colocación de una prótesis de pene al fenómeno de curvatura del pene.

Los resultados estéticos y funcionales suelen ser excelentes, a cambio de reducir el pene uno o dos cm, sin afectar, por otro lado, a su rigidez. Esta cirugía debe realizarla un urólogo experimentado en el campo de la andrología para garantizar un resultado óptimo y evitar las complicaciones, entre las que cabe señalar el fracaso de la intervención con recidiva completa de la curvatura.

Dr. F. Staerman

Publicado el 22/03/2013Comentar


Más información sobre este tema:


Newsletter

ciao

El test destacado

¿Eres una bomba sexual?

Test Pareja

¿Eres una bomba sexual?